Categories
blog

Refrigeración por aire de un motor

Evitar que un motor se sobre caliente es vital en su funcionamiento, dado que la exposición a una alta temperatura mayor a la que necesita para quemar la gasolina y sin disipar puede traerle graves consecuencias al mismo.

Cuando poseemos un vehículo que funcione a base de un motor hay que tener sumo cuidado, hacerle su correcto mantenimiento cada cierto tiempo para evitar que los elementos del mismo comiencen a fallar, alterando el equilibrado sistema.

Para que un motor no se caliente en exceso y expulse toda aquella temperatura que no es necesaria, el motor cuenta con un sistema de enfriamiento, para que la energía acumulada en forma de calor pueda disiparse una vez encendido y quemado el combustible.

Este sistema es realmente delicado y se puede alterar muy fácilmente, por ello se necesita cuidarlo y mantenerlo impecable y en correctas condiciones.

¿En qué consiste la refrigeración en un motor?

Consiste en aquel método que se emplea para el enfriamiento del motor posterior a la exposición a una temperatura elevada para quemar el combustible y hacerlo funcionar.

Esta temperatura no puede concentrarse por lo que debe ser disipada, de ello se encargan los refrigeradores internos de cada motor, bien sea por aire o por agua.

Si este sistema no funciona, a medida que pase el tiempo los componentes del motor se irán destruyendo, las láminas de metal que posee van a expandirse por el calor, destrozando todo el complejo del motor.

Por esta razón, es importante que se realice un mantenimiento a todo el equipo, al motor y a sus elementos, así como se colocarles su aceite y otros elementos para que puedan funcionar de la manera adecuada y el motor te dure muchos años.

Refrigeración por aire de un motor

Este poderoso sistema se encarga principalmente de evacuar todo el calor y la temperatura interna del motor, eliminándola a través del aire hacia la atmósfera, disipándose entre él.

Este sistema funciona mediante aletas que están colocadas en diversas partes, con el fin de evitar la condensación del calor. 

Dependiendo del grado de temperatura que se ubique en una determinada zona, las aletas serán mucho más grandes y anchas para poder hacer una correcta ventilación de la zona y mantener una temperatura adecuada dentro del motor.

De esta forma eliminando el calor excesivo hacia la atmósfera y enfriándolo con el mismo aire que entra a través del motor.

Como funciona:

Los motores que son refrigerados a través de aire generalmente poseen en la culata y bloque unas pequeñas aletas, las cuales están ubicadas en la parte externa.

En un cilindro, las alteas son mucho más anchas y de mayor tamaño en su parte superior, esto es debido a que como en esta parte donde se genera y condensa más calor, se necesita de algo de mayor tamaño para poder disipar el mismo.

El aire que va a refrigerar el motor entra a través de las aletas, las mismas en un motor que sea horizontal, poseen unos pequeños conductos, los cuales cumplen la función de llevar el calor hacia las aletas para ser expulsado.

Y a su vez, el ventilador deja entrar pequeñas cantidades de aire, para que este pueda enfriar el motor y evite una sobre carga de calor, la cual podría fundir al motor.

Se tiene que tener cuidado con el ventilador, hay que estar pendiente de limpiarlo cada vez que se ensucie, puesto que si no se mantiene, este no funcionará y creara un taponamiento que implicara que el calor se quede adentro y no se disipe, sobrecalentando el motor.